Windows Vista, la gran cagada tecnológica

Windows Vista. ¡Qué desastre! ¿Podría Microsoft haber imaginado una cagada similar a propósito? Probablemente. Pero la idea de Microsoft era desarrollar el mejor sistema operativo de todos los tiempos. El resultado: el peor sistema operativo jamás desarrollado.

TechRepublic hablando de las 10 grandes cagadas tecnológicas en las que Windows Vista ocupa un poco recomendable primer lugar.

¿Quién gana con la desaparición de XP?

En apenas dos días Windows XP dice adiós, aunque no es una despedida definitiva. Es un hasta luego, tal y como se puede leer en una carta enviada por Microsoft a sus clientes.

Tras la lectura de la misiva electrónica me pregunto quién se puede beneficiar con la desaparición de XP y quiénes son los grandes perjudicados.

Windows VistaRespecto al último grupo, los perjudicados, la lista la encabezan los grandes fabricantes de ordenadores a quienes no se les venderán más licencias de XP desde Microsoft. Algunos de ellos (Dell y HP) han mostrado su malestar con respecto a Windows Vista. Pero su perjuicio no será demasiado grave ya que se acogen a una especie de componenda, denominada downgrade, por la que los fabricantes de ordenadores pueden ofrecer XP bajo una licencia de Vista, al tiempo que Microsoft se apunta una muesca a la culata de las ventas de Vista.

Otros posibles perjudicados pueden ser los desarrolladores a quienes tampoco les agrada el nuevo sistema operativo y que, a medio plazo, pueden verse abocados a crear aplicaciones para Windows Vista.

Los beneficiados, por el momento, son los fabricantes de equipos de marca blanca y de ordenadores de bajo coste, a quienes Microsoft les amplía el plazo para ofrecer PC con XP precargado hasta 2009 y 2010, respectivamente.

Los usuarios también sacan partido ya que Microsoft mantiene el soporte gratuito hasta abril del 2009.

Y la comunidad Linux también podría sacar tajada. ¿Cómo? Con iniciativas como las que comentaba hace poco, acercándose a los grandes fabricantes con alternativas reales y solventes (Ubuntu, OpenSUSE o Fedora) y captando a excelentes, aunque descontentos, desarrolladores.

El 30 de junio no se acabará el mundo porque Windows XP desaparezca, pero sí confío en que se establezcan las bases para que, a medio plazo, se inicie una pequeña revolución en el sector informático.

Espero que mi antiguo profesor de Redacción Periodística, José Julio Perlado, me perdone por el titular.

Proudly powered by WordPress
Theme: Esquire by Matthew Buchanan.