La libre elección de navegador

Cómo elegirán navegador los usuarios de Windows 7

Después de que Microsoft ofreciera su propia visión de cómo contraatacar a la competencia en el terreno de los navegadores y de la decisión final de la Unión Europea para que la compañía diera a los usuarios la libre elección de navegador, los chicos de Redmond han claudicado y se han puesto manos a la obra tal y como se puede ver en la imagen superior.

Este es el aspecto de la famosa encuesta que verán los usuarios de Windows 7 para elegir qué navegador desean utilizar como predeterminado en su sistema. Las cinco primeras opciones disponibles se corresponden con los navegadores más utilizados a nivel mundial (Chrome, Firefox, Safari, Internet Explorer y Opera) y el orden de aparición de los mismos irá cambiando de forma aleatoria, según explican desde Microsoft.

Reino Unido, Bélgica y Francia serán los primeros países en los que se hará efectiva esta medida, mientras que el resto de países del ámbito europeo la irán adoptando paulatinamente a partir del 1 de marzo. Puedes encontrar información adicional en The Register

Windows 7 y Stallman

Windows 7 y Stallman

– ¿Qué hay más divertido que una fiesta para lanzar Windows 7?
– [silencio]
– Una fiesta para lanzar Windows 7 con Richard Stallman [de invitado]
– ¡Correcto!

Visto en Geek and Poke [vía Datamation]

Netbooks con Windows 7 a tutiplén

Microsoft quiere hacerse fuerte en el mercado de los netbooks y su idea pasa por permitir que los netbooks puedan instalar cualquier versión de Windows 7, eliminado la restricción de ejecución de sólo tres aplicaciones. El movimiento de Microsoft parece inteligente en el sentido de que puede contrarrestar las ventas de netbooks con Linux, aunque ofrece algunas lagunas sobre todo en lo que respecta al rendimiento de los equipos. Es por ello por lo que la pelota se sitúa en el tejado de los fabricantes e integradores y serán ellos quienes decidan s es o no rentable incluir Windows 7 como opción.

Asimismo, incluir Windows 7 en los netbooks puede encarecer el producto final con lo que la competitividad puede quedar en entredicho y los netbooks con Linux o los modelos recientes más ecomómicos con procesadores ARM tienen una puerta abierta para hacerse con su parte del pastel.

La noticia al completo en TG Daily [vía FayerWayer]

Copias de Windows 7 RC con troyano incluido

A pesar de que Microsoft ha puesto oficialmente para descargar Windows 7 Release Candidate lo cierto es que con dos semanas de anterioridad empezaron a circular copias de Windows 7 RC por diferentes sitios de intercambio. El problema de estos archivos es que incluían un troyano escondido bajo el nombre codec.exe sobre el que diferentes usuarios dieron aviso al resto en sitios como Mininova para evitar futuros problemas.

Leído en Computerworld

Windows 7, el niño que nadie quiere adoptar

Microsoft parece no tenerlas todas consigo en cuanto a la adopción de Windows 7 por parte de los departamentos de tecnología. Una reciente encuesta online de Dimensioin Research y KACE a más de 1.100 representantes de departamentos de informático en todo el mundo revela dos datos que considero claves.

En primer lugar, un 84% de los encuestados afirma que no tiene ninguna intención de migrar sus sistemas a Windows 7 en los próximos 12 meses. Algo lógico, por otra parte, dado que si la versión final de Windows 7 aparece finalmente en octubre los responsables de TI tendrían unos seis meses para llevar a cambio la migración, tiempo bastante escaso en este tipo de procesos.

En segundo lugar, más del 50% de los responsables consultados está barajando la posibilidad de cambiar Windows por un sistema operativo alternativo. La opción que gana más fuerza es Mac OS X, aunque una distribución como Ubuntu gana terreno como opción Linux para sustituir a Windows, tal y como explican en Between the lines – ZDNet.

Así que parece que Windows 7 es el niño que nadie quiere adoptar y que tendrá que ganarse la confianza de los responsables de informática de las grandes empresas, en especial en lo que respecta a la compatibilidad con aplicaciones anteriores, piedra angular en la toma de decisiones. Sin embargo, el componente pecuniario en un época de crisis también juega un papel fundamental a la hora de migrar a Windows 7 y la elección de alternativas de software libre.

Windows 7, la amenaza fantasma

Desde hace menos de un mes diversos sitios de noticias y blogs hablan de Windows 7, el próximo sistema operativo de Microsoft. Y debo decir que los responsables de marketing de la compañía estadounidense han hecho sus deberes.

Lo más llamativo no es que hablen de Windows 7, sino que en muchas de las noticias se hace referencia a Linux como el peligroso rival al que hay que abatir. Y es que la idea de Microsoft es sacar partido de un emergente mercado, el de los ultraportátiles o netbooks, en el que el software libre le ha tomado una clara ventaja y en el que Windows Vista, su flamante sistema operativo de 6.000 millones de dólares, se ha visto relegado a un rol de simple observador, al tiempo que su hermano mayor Windows XP se llevaba el gato al agua como rival de Linux.

Preston Galla, un columnista de Computerworld, etiquetó Windows 7 como el sistema de Microsoft para acabar con Linux, afirmación, desde mi punto de vista, un tanto pretenciosa. No obstante, creo que la compañía estadounidense teme en lo más hondo la labor que está realizando la comunidad open source. Un miedo a perder cuota de mercado donde es realmente poderoso, los ordenadores de sobremesa.

Los ultraportátiles suponen el sector con mayores perspectivas de crecimiento y Linux está presente en el 30% de los netbooks de Acer y Asus, los líderes de este mercado. Pero el origen del temor de Microsoft no reside tanto en ese 30% de cuota, sino en que los usuarios disponen de una alternativa al omnipresente Windows que puede derivar en que se demanden equipos de sobremesa con Linux. Quizá el mercado aún no esté lo suficientemente maduro para que exista una demanda masiva de netbooks con Linux y mucho menos para los equipos de sobremesa, pero lo que nunca tiene que dejar de estar presente es un término: alternativa.

Ahora bien, ¿por qué considero Windows 7 como una amenaza fantasma? En TechRepublic dan ciertas claves que considero relevantes.

En primer lugar, se prevé que Microsoft saque a pasear su enorme y repleta cartera para que Windows 7 no pierda el tren de los ultraportátiles. Pero recordemos que es la misma billetera que utilizó para pavonearse con Windows Vista y los resultados han sido bastante pésimos.

En segundo lugar, Linux y la comunidad de software libre, dependen en gran medida del trabajo de sus desarrolladores y, salvo catástrofe, seguirán haciendo su trabajo con la misma eficacia y desinterés, independientemente del desembolso económico que se realice desde las arcas de Microsoft.

Por lo tanto, Linux cuenta con un camino recorrido que le confiere cierta ventaja respecto a Microsoft e imagino que desde ahora hasta mediados de 2009, fecha prevista para el pomposo lanzamiento de Windows 7, la comunidad open source seguirá trabajando para demostrar porqué desde Redmond temen a los seguidores de Tux.

Proudly powered by WordPress
Theme: Esquire by Matthew Buchanan.