Un Tux en mi código fuente

El código fuente esconde la figura de Tux

Cuando unes código fuente Linux y diseño el resultado es la gigantesca figura de Tux, la mascota de Linux, creada con Vim y utilizando únicamente código HTML [vía StumbleUpon]

Esquematizando a Tux

Wallpaper de Tux esquematizado

De todos los wallpapers o fondos de escritorio que podéis ver en Tuxradar he escogido este por el detalle que he ampliado y que dice así:

“Un enorme pie para dejar huella en Redmond”

Los seis wallpapers que encontraréis en el enlace arriba mencionado corresponden a imágenes que han sido utilizadas para ilustrar algunas de las portadas de la revista Linux Format. Los fondos de escritorio están disponibles en dos tamaños: 1920×1200 (panorámico) y 1600×1200.

Tuz, la nueva mascota del kernel Linux

Tuz

Linus Torvalds ha hecho un cambio curioso para la nueva versión 2.6.29 del kernel de Linux: la mascota. La criatura se llama Tuz y se trata de un Demonio de Tasmania, una especie australiana en peligro de extinción, pero que mantiene rasgos del pingüino Tux. Aunque la iniciativa es muy loable, la mascota me parece horrorosa.

Leído en Linux Magazine y en el blog de Torvalds

Tux es australiano

Todo se debe a una foto en Flickr en la que se puede leer lo siguiente (texto traducido):

El origen de Tux
En 1996, el finlandés Linus Torvalds, creador del sistema operativo Linux, visitó el zoo y acuario de Canberra, acompañado por miembros del Grupo de Usuarios Linux de esa ciudad australiana, y quedó cautivado por uno de los Pingüinos azules [también conocidos como Pingüinos pequeños o Eudyptula_minor] del zoo. La leyenda afirma que Linus se infectó con una mítica enfermedad denominada Penguinitis que provoca que los infectados se mantengan despiertos de noche pensando única y exclusivamente en pinguinos y sintiendo un desmesurado amor por ellos.

No demasiado tiempo tras la visita [al zoo de Canberra] la comunidad Open Source decidió que necesitaban un logo para Linux. Buscaban algo divertido y después de que Linus Torvalds mencionara su fijación por los pinguinos la idea se tradujo en un pinguino sentado y satisfecho tras una gran comilona. Así fue como nació Tux y cuando la gente piensa en Linux, piensa en Tux.

Creemos que el Tux original aún se encuentra en este recinto así que recomendamos no acercarse demasiado al mismo pues también [al igual que Linus Torvalds] podrían ser infectados por la Penguinitis.

Cierto o no, la historia del origen australiano de Tux, cuyo diseño primigenio fue obra de Larry Ewing, no deja de ser curiosa y formará parte de la leyenda de Linux

Proudly powered by WordPress
Theme: Esquire by Matthew Buchanan.