A Symbian no le salva ni el open source

Hace menos de una semana Nokia anunciaba en su blog que se completaba el proceso de liberación del código fuente de su plataforma Symbian. Extraño movimiento de una compañía que decidió ponerse en manos de Microsoft para utilizar Windows Phone como la tecnología que gobernará sus smartphones.

Es curioso observar como una compañía pionera ha matado su propia tecnología para acabar pidiendo ayuda a la comunidad open source, decisión que algunos, entre los que me incluyo, consideran baldía. Me acuerdo ahora de las palabras que escuchó el rey Boabdil de boca de su madre tras perder la ciudad de Granada: llora como mujer lo que no supiste defender como hombre.

Los números no engañan. Pese a que Symbian sigue liderando el mercado, en especial por la base instalada de teléfonos móviles, la caída de Nokia ha sido estrepitosa y otras plataformas como Android le han comido terreno. El último bandazo es solicitar la colaboración de los desarrolladores para salvar una plataforma moribunda lo que me lleva a formular la siguiente pregunta: ¿estarán dispuestos los programadores a dejar de lado a Android para apostar por Symbian? Y otra pregunta aún más inquietante: ¿dónde están los 22 millones de euros que invirtió la Comisión Europea en la Fundación Symbian?

Actualización: Lo que parecía un movimiento para la liberación del código fuente de Symbian ha resultado ser un malentendido, tal y como ha confirmado la propia Nokia en un comunicado. Al final resulta que se trata de un modelo directo, mediante un tipo específico de licencia denominada Nokia Symbian License, que permite acceder al desarrollo adicional de Nokia en Symbian para todos aquellos que ya colaboraban con la compañía europea. Así que de open source, ná de ná. Lo que confirma el título de esta anotación.

Proudly powered by WordPress
Theme: Esquire by Matthew Buchanan.