Cómo solucionar los problemas más comunes en Linux

TuxRadar ha publicado una excelente guía que te indica cómo solucionar los problemas más comunes en Linux.

En el artículo te explican desde cómo solucionar problemas con el arranque al compartir un disco duro con Windows, cómo identificar el hardware de tu equipo y detectar los posibles problemas de configuración, los fallos más comunes relacionados con la instalación y configuración de la tarjeta gráfica o los temidos problemas de conexión con tarjetas inalámbricas.

Para todos los que utilizan Linux esta guía para solucionar los problemas más comunes es un enlace que ya he guardado permanentemente en mi página de inicio.

Mi sistema va lento, cómo arreglarlo

Nuevamente en Royal HeHe2-ness! nos abren las puertas del conocimiento en Linux con las tres razones fundamentales por las que tu sistema se puede ralentizar y nos ofrecen pistas para detectarlo y solucionarlo.

En resumen estos son los tres principales componentes afectados:

  1. CPU
  2. Memoria física
  3. Disco duro

En el caso de la CPU la herramienta que más nos puede ayudar es top. Hay que recordar que el uso intensivo de la CPU no tiene por qué ser negativo pues existen programas que la necesitan como el comer. Pero si detectamos que el rendimiento de nuestro sistema empeora en exceso podemos emplear renice, un programa que modifica la prioridad de los procesos en ejecución. Y si renice no funciona, nuestro último recurso se llama kill con el que ‘mataremos’ el proceso maldito.

Cuando hablamos de memoria física la herramienta de detección es free que nos dirá tanto la cantidad de memoria libre como la que está utilizando el sistema. Si queremos que nos muestre la información de la memoria en MB emplearemos la opción -m de esta manera:

free -m

Puede suceder que el programa (o programas) que estemos utilizando superen el límite de la memoria física del ordenador y es cuando el sistema hace uso del espacio de intercambio (en inglés swap). En ese caso podemos ejecutar top y ordenar el listado de procesos para ver cuáles son los que consumen más memoria (pulsa May + M).

Si al ejecutar top observamos que el porcentaje de operaciones de entrada/salida (I/O) es elevado eso puede significar que nuestro sistema está tirando de disco duro.

Dado que no puedes hacer que el swapping vaya más rápido lo mejor que puedes hacer es conocer, de todos los programas que usas, cuáles son los que más memoria consumen y en caso de que notes que tu sistema se ralentiza lo mejor es cerrar la aplicación más engullememoria para que se libere memoria física.

Por último, el disco duro puede ser otra fuente de bajo rendimiento y nuevamente top nos puede echar una mano. Al ejecutarlo nos fijaremos en el porcentaje que aparece en la parte superior junto a wa. Si el número es elevado significa que el sistema está pendiente de operaciones de entrada/salida y puede afectar al rendimiento. La herramienta para solucionarlo es ionice, que te permite dar mayor prioridad a unos programas frente a otros.

Os recomiendo que leais el post original 3 Reasons Why Your System Might Be Slow donde encontraréis muchos más detalles.

Actualizado a Hardy Heron

No lo puedo evitar y me tengo que meter en berenjenales cuando nadie me lo pide. A pesar de lo dicho en otros posts, al final he decidido actualizarme a Hardy Heron (8.04) y la verdad es que ha ido bastante mejor que cuando di el paso a Gutsy (7.10). Lo cierto es que el procedimiento ha ido de maravilla aunque ha tardado un poco (calculo que unas 3 horas, así que armaros de paciencia).

Cuando he arrancado el sistema todo parecía ir bien y los programas funcionaban correctamente. Pero, ¡oh cielos! al intentar conectarme a Internet a través de la inalámbrica el programa me decía que no tenía los suficientes privilegios. ¡Pardiez!

Abro la consola he intento hacer sudo de la aplicación en cuestión y me salta con que:

sudo: unable to resolve host

Se me caen los palos del sombrajo, claro.Intento hacer un sudo su - para convertirme en todopoderoso root y el sistema me saluda con una pedorreta.

Así que después de devanarme los sesos acudo a los foros de Ubuntu donde me dan alguna pista para resolbver mi problema que reside en el fichero /etc/hosts. Simplemente hay que editarlo. Pero ¿cómo puedo editar un fichero de sólo lectura si no tengo permisos? La respuesta está en el arranque single-user-mode y entrar a la máquina como root, añadiendo el nombre de tu máquina en la línea donde está la IP asignada a tu máquina local (localhost). Este es un ejemplo:

En la primera linea te aparece lo siguiente

127.0.0.1 localhost

Simplemente añade el nombre de tu máquina a continuación de localhost de esta manera (puedes utilizar un editor como nano o vi):

127.0.0.1 localhost nombre_de_tu_maquina

Guarda el archivo, reinicia la máquina y entra con tu nombre de usuario y voilá: listo para disfrutar.

Proudly powered by WordPress
Theme: Esquire by Matthew Buchanan.