Buscando al iPhone desesperadamente

La desesperación de las empresas de encontrar un nuevo iPhone es tal que ha llevado a HP a pagar 1.200 millones por Palm, una compañía muerta con un producto rechazado frontalmente por el mercado. Así están las cosas…

Opinión sin tapujos en alzado.org sobre la compra de Palm por parte de HP.

HP compra Palm

Tras anunciarse que Palm estaba a la venta y darse a conocer una gran lista de posibles pretendientes la empresa que se ha llevado el gato al agua ha sido HP, tal y como anuncian en un comunicado oficial (en el momento de escribir esta anotación en la web de Palm no se comentaba nada al respecto). El precio de la operación: 1.200 millones de dólares (914 millones de euros, aproximadamente). Ahora no sé en qué posición quedan las palabras pronunciadas hace un par de días por Jon Rubinstein, máximo responsable de Palm, asegurando que podrían “sobrevivir sin una venta“.

Con esta compra HP decide entrar en un segmento en el que nombres como iPhone, Android o Blackberry tienen mucha más fuerza y presencia y en el que ni la empresa compradora ni la adjudicada han tenido demasiada fortuna durante los últimos años.

Los móviles son cosa de tres

Palm parece estar poniendo fin a una existencia de ocho años en la que ha ido pasando por diferentes propietarios, ninguno de los cuales ha sabido encontrar su sitio en el mercado. La lista de posibles compradores de Palm es bastante amplia, según detallan en Bloomberg, aunque los que han mostrado un mayor interés, aunque no directamente, son HTC y Lenovo. Pero no se descartan otros nombres tanto procedentes del mercado asiático (Huawei Technologies o ZTE) como del estadounidense (Dell) o europeo (Nokia).

En un mercado en plena expansión, como es el de los móviles, lo cierto es que en juego quedarán tres actores principales, esto es, Apple (iPhone), Google (Android) y RIM (Blackberry), al tiempo que Microsoft no quiere ser excluido de un sector que pretende ser la puerta de entrada a la información (y por ende de la publicidad) en los años venideros.

Lo cierto es que el futuro de Palm se veía del mismo color negro que su aclamado modelo Pre, en especial por el escaso apoyo de los desarrolladores a su plataforma WebOS y la escasez de aplicaciones para sacar el máximo partido al terminal, algo que sí han conseguido sus competidores, en particular el iPhone de Apple.

Proudly powered by WordPress
Theme: Esquire by Matthew Buchanan.