Pencil Printer… y adiós a los cartuchos de tinta

Pencil Printer de Hoyoung Lee

De sobra es conocida la idea de que la tinta de impresora parece estar hecha con sangre de unicornio por el elevado precio de los cartuchos de tinta. Una de las muchas razones que explican por qué las impresoras son considerados inventos demoniacos.

Sin embargo, ¿te imaginas sustituir los cartuchos de tinta por desechos lapiceros normales con los que ya no puedes casi ni escribir? Si no lo crees es porque aún no has visto Pencil Printer, una idea bastante sorprendente (aunque antigua) que su creador, Hoyoung Lee, publicó en Yanko Design hace cuatro años aproximadamente y que cuenta con una versión más transportable. Además cuenta con su propio borrador por si tuvieras que corregir alguna errata en tus documentos o quieres reutilizar el papel. Todo un detalle con los usuarios que se preocupan por el medio ambiente.

Para los curiosos, su creador ha publicado un vídeo explicativo de menos de 40 segundos donde vemos cómo funciona, aunque desgraciadamente no creo que la podamos ver en breve en las estanterías de las tiendas de informática.

via ippinka

Stack, la impresora ‘papirófaga’

La impresora Stack de Mugi Yamamoto

¿Cansado de las bandejas de impresora en las que se queda el papel atascado? Tal vez debas echarle un vistazo a Stack, el proyecto fin de carrera de Mugi Yamamoto consistente en una impresora compacta de inyección de tinta que se coloca encima de una columna de papel y, conforme va imprimiendo, el papel es literalmente ‘tragado’. Un claro ejemplo de ‘papirofagia’. (vía kottke).

Las infinitas posibilidades de una impresora 3D

Imprimí una pistola en una impresora 3D, luego una bala, luego maté a un tipo, luego imprimí un ataúd y ahora estoy imprimiendo un abogado.

El cómico Alfredo Díaz ironizando sobre las infinitas posibilidades de una impresora 3D tras el revuelo montado a raíz de la publicación en Internet de planos para fabricar una pistola en 3D

Por qué es tan cara la tinta de impresora

Es de sobra conocido que muchos usuarios opinan que el precio de la tinta de las impresoras es como pagar por un barril de Brent. Así que puede resultar interesante leer la opinión que ofrece HP desde el punto de vista del fabricante de impresoras y que se puede resumir de la siguiente manera: cuando compras un cartucho de tinta estás pagando por una labor de desarrollo, que según la propia HP le supone unos 1.000 millones de dólares anuales en I+D, con el objetivo de ofrecer fiabilidad y una mejor calidad gráfica.

Sin embargo, el mensaje corporativo choca con la percepción de los usuarios, tal y como he explicado al principio. De hecho algunos piden que cada cartucho muestre la cantidad de tinta al igual que se puede ver en una lata de refresco o en un tubo de pasta de dientes. Pero en este caso aflora una máxima en la que se escudan muchas empresas: no divulgar este tipo de información para no confundir a los consumidores, pensando que somos lo suficientemente estúpidos para elaborar un análisis crítico o quizá porque suministrar la cantidad de tinta que alberga cada cartucho pueda parecer que son unos rácanos.

Las impresoras nos hacen miserables

Por qué los cartuchos de tinta son tan caros

Al leer este genial cómic de Oatmeal sobre por qué las impresoras son inventos demoníacos creadas para hacernos miserables me siento plenamente identificado con todos y cada uno de los hechos que se cuentan, desde la falta de un cable para conectarla al ordenador hasta el software desfasado que se incluye, pasando por el precio de los cartuchos de tinta que en muchos casos podría asemejarse al precio del barril de Brent

Proudly powered by WordPress
Theme: Esquire by Matthew Buchanan.