Las tipografías son bosques

La tipografía debe ser tan bonita como un bosque – y no como los desiertos de hormigón de los suburbios. Pero un bosque no es un solo ente único, sino que hay distancias entre los árboles que proporcionan el espacio necesario para respirar y vivir. Esta afirmación se aplica a las tipografías. Si se diseña demasiado pegada [entre sí] entonces no se la reconocerá como tipografía. Necesitas dejar espacio al lector para que pueda respirar.

Adrian Frutiger, tipógrafo suizo y creador de más de 25 familias de tipografías, incluida la que lleva su nombre.

Proudly powered by WordPress
Theme: Esquire by Matthew Buchanan.