Una tipografía de peso… literalmente

Tipografía de hormigón de David McGillivray

Esta tipografía experimental de hormigón es un homenaje de su autor, David McGillivray, a la arquitectura brutalista, muy presente en Londres. Según su creador su objetivo ha sido combinar dos mundos como el de la tipografía y la arquitectura. Para ello ha diseñado 7 formas básicas diferentes a partir de 14 bloques de hormigón que permiten crear un alfabeto completo. Le Corbusier estaría orgulloso, sin duda (vía Don Serifa)

¿Cómo me queda esta tipografía?

El cuerpo humano como soporte para un alfabeto. Eso es Wearable lettering, un proyecto tipográfico experimental de Amandine Alessandra que ha servido, asimismo, para desarrollar nuevas y sorprendentes ideas como hacer patente lo efímero que es el tiempo.

Wearable lettering - Amandine Alessandra

Helvetica + imanes = Magnetica

Tipografía Magnetica de Marcin Faber

¿Qué ocurre cuando te apetece ver el aspecto de las líneas de un campo magnético con imanes cuya forma es la de una tipografía concreta como Helvetica? El resultado es un experimento tipográfico bautizado como Magnetica que le debemos al inquieto diseñador polaco Marcin Faber. Para ello, aparte de la conocida tipografía, empleó el programa Processing para la producción de proyectos multimedia e interactivos de diseño digital.

Ilusión tipográfica

Klotz Type Experiment

Coge unos cuantos bloques de madera y utiliza la ilusión óptica para crear un juego completo de tipografías. El resultado es Klotz Type Experiment, un proyecto del diseñador Marc Böttler con el que se obtiene un curioso y espectacular ejemplo de ilusión tipográfica (vía Colossal)

Tipografía con alimentos

Tipografia con alimentos

Good Food es un proyecto experimental de la mexicana Karen Cantú en la que utiliza los alimentos como base para crear una tipografía muy especial basada a su vez en Quatro, una fuente sans-serif diseñada por pprwrk studio.

Helvetica por los pelos

Helvetica será posiblemente la tipografía que más personalizaciones ha sufrido (merece la pena echar un vistazo a las fuentes experimentales de Autobahn). Este es el caso de Hairvetica, una fuente creada de forma manual por el diseñador croata Vladimir Končar a partir de pelos e inspirándose en la fuente diseñada por Max Miedinger hace más de 50 años.

La tipografía Hairvetica de Vladimir Koncar

Tipogoma elástica

Tipografía Rubber Band creada por Robert Boyle

Ruber Band es un ejemplo más de tipografía experimental, creada por Robert Boyle. En ocasiones anteriores he mencionado en el blog fuentes similares inspiradas en la música, el origami o el mobiliario.

Tipografía musical

The Godfather of Noise - Tipografía a partir de objetos musicales

Un experimento tipográfico utilizando objetos musicales como si de letras se tratase. La idea se llama RAHZEL y ha sido elaborada por AKA.MEDIAONE [vía John Knack]

Proudly powered by WordPress
Theme: Esquire by Matthew Buchanan.