Enlazar no atenta contra el copyright… al menos en la UE

¿Publicar un enlace a contenido disponible libremente equivale a comunicar algo públicamente de forma ilegal y, por tanto, un atentado contra los derechos de copyright de los creadores? Si atendemos a una decisión reciente del Tribunal de Justicia de la Unión Europea la respuesta a esa pregunta es clara y concisa: no.

La sentencia, que para cualquier usuario de Internet es de sentido común, resulta bastante relevante en el sentido que se refiere al mecanismo que ha hecho posible que la Web sea lo que es hoy en día.

Para los apasionados de las decisiones judiciales la sentencia está disponible en el apartado de Jurisprudencia del Tribunal de Justicia (vía Slashdot).

Getty libera parte de su colección de imágenes

A Bench in the Bronx on Sunday (J. Paul Getty Trust)

Walker Evans, photographer [American, 1903 – 1975] , A Bench in the Bronx on Sunday (J. Paul Getty Trust)

Más de 4.600 imágenes de dominio público pertenecientes a las colecciones artísticas de la institución Getty han sido puestas a disposición de todo el mundo mediante Open Content Program, una iniciativa que según explican en su blog es un primer paso para que cualquier persona, pero especialmente los miembros de la comunidad educativa (profesores, alumnos o investigadores), puedan utilizar estas imágenes de forma creativa sin miedo a infringir los derechos de autor.

Las imágenes, que se pueden consultar en este enlace, están disponibles en alta resolución y cuentan con metadatos para su identificación. En un futuro está previsto ampliar el contenido con fondos artícticos tanto del Museo Getty como del Getty research Institute (vía Complex).

DRM, muerto antes de nacer

Conforme la tecnología se vuelve más y más poderosa, el hecho de compartir todo tipo de información entre usuarios es mucho más fácil. Con el tiempo, estos usuarios se integrarán en lo que los autores denominan darknet o red oscura. Este término se refiere no sólo a los sistemas de compartición peer-to-peer como Napster o BitTorrent, sino también a otros formas de compartir información, como el intercambio de ficheros a través de redes locales o mediante intercambio de dispositivos de almacenamiento de USB.

Una vez que la información (ya sea película, canción o programa de software) se filtra a la red oscura, detener su propagación se hace prácticamente imposible. Este hecho implica que para prevenir la piratería los sistemas DRM no tienen que detener al usuario medio, sino a los usuarios más avanzados tecnológicamente. Sólo se necesita a un usuario para encontrar una vulnerabilidad en un sistema DRM, eliminar la protección del contenido y distribuir la copia desprotegida en la denominada darknet. Una vez propagada es relativamente fácil que millones de usuarios consigan esa copia empleando herramientas bastante populares y, a la vez, sencillas de utilizar.

The Darknet and the Future of Content Distribution (fichero .DOC, 16 págs.), un documento escrito hace diez años por 4 empleados de Microsoft (Peter Biddle, Paul England, Marcus Peinado, Bryan Willman) que, por aquel entonces, trabajaban en el proyecto Trusted Windows de autenticación a nivel de hardware // vía Ars Technica)

Comparte, que algo queda

En cuestiones de cultura y de saber, sólo se pierde lo que se guarda; sólo se gana lo que se da.

Antonio Machado (vía @cooking_ideas)

Proudly powered by WordPress
Theme: Esquire by Matthew Buchanan.