Scrabble tipográfico 2a Edición

Scrabble Typography Segunda Edición

El trabajo estudiantil con el que Andrew Carpener dio a conocer su Scrabble tipográfico ha evolucionado para que los amantes de las tipografías disfrutemos de una segunda edición del popular y personalísimo juego de palabras cruzadas, de la que sólo se han fabricado 2.000 unidades y cuyo precio asciende a 199,99 $. En esta ocasión se le ha dotado al juego de un aspecto bastante más lujoso si lo comparamos con la edición original (vía Don Serifa).

El primer mecenas de Google

El primer mecenas de Google Andreas Bechtolsheim

Andreas von Bechtolsheim, co-fundador de Sun Microsystems, tiene el honor de ser el primer mecenas de Google. En 1998, durante una presentación por parte de los fundadores Larry Page y Sergey Brin, Bechtolsheim advirtió un tremendo potencial en el proyecto y decidió firmarles un cheque por valor de 100.000 dólares a nombre de Google Inc. El problema es que aunque el proyecto sí se llamaba Google (el nombre original era Backrub), la empresa no había sido creada aún. Obviamente, cuando tienes un cheque por esa cantidad en el que tu benefactor ha decidido que la empresa se llama Google Inc. pues no haces ascos y le pones ese nombre.

Esta es una de las múltiples curiosidades que te puedes encontrar en la infografía The Rise of Google creada por SurveyCrest en la que se recogen otros aspectos claves de la compañía como la evolución de su famoso y secreto algoritmo, el valor económico de la marca Google o las diferentes adquisiciones que ha realizado desde su nacimiento.

Autor de la imagen: Norbert Stuhrmann

La primera App Store

Hoy en día nos hemos acostumbrado a descargarnos aplicaciones para nuestros móviles en lugares como la App Store de Apple o Google Play (antiguo Android Market), por citar a los dos más populares. Pero en tecnología siempre hay un pionero y para ello debemos trasladarnos hasta Francia.

Tras un período de prueba de 4 años, finalmente fue en 1982 cuando el gobierno galo lanzó oficialmente el Minitel (1982-2012), un servicio de videotex considerado como el predecesor de la Web y que se podía instalar en cualquier hogar que dispusiera de una línea fija de teléfono. El caso es que a finales de los años 80 el servicio contaba con más de 6,5 millones de suscriptores, cifra que se incrementó hasta los 25 millones de usuarios en el año 2000 (el 45% de la población por aquel entonces).

Y entretanto llegó 1984, año en el que el gobierno francés abrió de par en par las puertas a los desarrolladores para que crearán servicios para Minitel creando lo que puede considerarse la primera app store.

Los desarrolladores acudieron en manada a la llamada del gobierno francés y a mediados de los noventa Minitel contaba con más de 26.000 servicios diferentes, tales como juegos, aplicaciones meteorológicas, compra de entradas, banca online e incluso un precursor del correo electrónico. Y si hablamos de ingresos, las cifras son igualmente asombrosas. En la década de los 90 las arcas de Minitel recibían algo más de 1.000 millones de dólares al año.

Más info en MakeGamesWith.Us (vía OSNews)

¿Se acaba el mundo si desaparece Ubuntu?

Una pregunta que se hacen en FossForce y que considero razonable, en especial si tenemos en cuenta cómo ha evolucionado la percepción que los usuarios tenemos de la distribución auspiciada por Canonical. Y con Ubuntu, una cosa está clara: o lo amas o lo odias, pero no te quedarás indiferente.

Retomando la pregunta y tratando de ser concisos, la respuesta es no. Si queremos ser más concretos la respuesta sería no, pero… Es evidente que la desaparición de Ubuntu dejaría un enorme agujero en la comunidad de usuarios, pero no debemos olvidar que no sólo Linux existía antes de Ubuntu, sino que seguirá existiendo. No es una cuestión de tipo de distribución. No obstante, he aquí algunas consecuencias derivadas de su desaparición.

Podría afectar al gran número de distribuciones Linux basadas en Ubuntu. La solución: adoptar otro sistema operativo como, por ejemplo, Debian para sustituir a Ubuntu.

Los usuarios que quisieran abandonar sus sistemas Windows por alternativas libres tendrían que buscar un sistema operativo capaz de llevar Linux desde el espacio geek a un lugar más terrenal en el que los padres, madres, abuelos y abuelas del mundo puedan usar un sistema Linux sin morir en el intento.

Así que si la escena Linux se queda huérfana de Ubuntu, no os preocupéis pues como apunta la doctrina del eterno retorno, muerto Ubuntu, otra distribución surgirá, llenará el hueco dejado por Ubuntu, se popularizará, empezaremos a criticarla, aparecerán las discrepancias hasta que finalmente desaparezca. Y así una y otra vez. Pero, de momento, no creo que haya que preocuparse, ¿no?

iPhone S.A.

Si iPhone fuera una compañía superaría a 474 de las 500 empresas que forman el índice bursátil Standard & Poors 500 situándose por detrás de Wells Fargo y Marathon Petroleum. Y si esto fuera poco, con unos ingresos anuales de 88.400 millones de dólares, iPhone S.A. se situaría en la novena posición del índice Dow 30 superando a compañías como MIcrosoft, Intel, Coca-Cola o MacDonalds.

BusinessWeek (vía Daring Fireball)

Ctrl+Alt+Del, combinación de teclas que nunca debió existir

Ctrl-Alt-Delete

Ctrl+Alt+Del fue un error

Bill Gates

Así, sin más, el fundador de Microsoft admitió el error a la hora de elegir la combinación de esas tres teclas para acceder a un ordenador con Windows. ¿Y de quién fue la culpa? El dedo acusador apunta a David Bradley, una de las 12 personas que trabajaron en el diseño del primer PC de IBM. Y Gates lo explica de la siguiente manera:

Podríamos haber tenido un solo botón, pero la persona que diseñó el teclado para el primer PC de IBM no quise darnos ese botón”.

Asimismo, Gates explica que el objetivo al usar esa combinación de teclas, que accedía a un muy bajo nivel del sistema operativo, residía en que ninguna aplicación pudiera falsear la pantalla de acceso al ordenador y robar la contraseña de usuario.

Más info en GeekWire y The Verge | Imagen: Superfluous keys de Johan Larsson (cc)

Noticias y reflexiones sobre software libre y diseño