La maldición del correo electrónico

El único modo de evitar ser aplastado por el peso de los cientos o miles de correos electrónicos que recibimos cada día es liberarnos de la necesidad de tratar a todos y cada uno de ellos como si fuera importante y mereciera ser respondido. El único modo de evitar sufrir un colapso emocional cuando alguien no responde a nuestros correos electrónicos es dejar de esperar una respuesta. Si somos capaces de adaptar nuestras expectativas para que se ajusten a la realidad de este nuevo paradigma, entonces nos libraremos de la maldición del correo electrónico. Y el correo electrónico se convertirá en una bendición.

Tim Challies en The Curse of Email (vía swissmiss)

One thought on “La maldición del correo electrónico

  1. Pingback: Bitacoras.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Proudly powered by WordPress
Theme: Esquire by Matthew Buchanan.