La consola que nació de una pataleta

microsoft-xbox

Cuando Microsoft decidió a finales de 2001 presentar una consola muchos se preguntaron qué había llevado a una compañía de software a introducirse en el mercado del hardware. Ahora podemos conocer un poco más del porqué de esa decisión gracias a las declaraciones de Joachim Kempin, antiguo vicepresidente de Windows Sales y que empezó a trabajar en Microsoft en 1983.

“La verdadera razón fue parar a Sony. Porque verás, Sony y Microsoft nunca han tenido una relación demasiado amistosa. Y no es porque Microsoft no quisiera que fuera así”, explica Kempin. Para ponernos en antecedentes Kempin explica que la relación entre ambas compañías siempre ha sido distante. A pesar de que Sony compraba licencias de Windows para incluirlas en sus ordenadores, el caso es que no eran lo que se dice amigos del alma. Microsoft por su parte quería acercarse más a la compañía japonesa porque veía una oportunidad muy interesante de colaboración en una empresa dedicada al negocio del entretenimiento. El problema surgió cuando Sony decidió lanzar una videoconsola y en ese momento la compañía que dirigía Bill Gates dijo “tenemos que derrotarles, así que hagamos nuestra propia consola”.

Esta decisión que supuestamente vino de la alta dirección de Microsoft acabó cuajando a pesar de que el propio Gates tenía dudas de que el ordenador del salón sufriera una metamorfosis tal que la alternativa resultante afectara negativamente al dominio que Microsoft ejercía en el mercado tradicional de PC.

El resto de los detalles de esta historia los puedes leer en IGN (vía Slashdot)

One thought on “La consola que nació de una pataleta

  1. Pingback: Bitacoras.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Proudly powered by WordPress
Theme: Esquire by Matthew Buchanan.